Palabras biacentuales

La lengua castellana, en su obstinación por la complejidad, registra un nutrido grupo de pares de palabras que tienen más de una acentuación prosódica (por lo general dos), de ahí que permita su escritura de dos maneras, esto es: con tilde o sin ella.

La cosa viene de lejos, en concreto desde la redacción del Diccionario de autoridades (1726-1739), que ya incluía pabilo y pábilo (“mecha que está en el centro de la vela”), vigentes aún hoy.

Sigue leyendoPalabras biacentuales