La mala escritura en Tinder

la mala escritura en Tinder

Estos tiempos tan vertiginosos son contradictorios: hoy está de moda el desaliño gramatical abanderado por el eslogan “Ola ke ase” y mañana te exigen servidumbre a la RAE si quieres comerte un rosco. De nada sirve ya ser guapo, educado y divertido si no sabes sortear el gerundio de posterioridad, los pleonasmos o las comas criminales.

Los lavaperros

Los lavaperros

No hay serie de televisión o película sobre el narcotráfico en Colombia en la que no se escuche una y otra vez la palabra “lavaperros” a modo de insulto. En ese mundillo el lavaperros es el que desempeña un trabajo de escasa relevancia, un donnadie, muy por debajo del sicario o del capo. Ignoro cómo nació este agravio –que ha acabado por trascender del ámbito del hampa al argot de la calle– y por qué se eligió la profesión del que asea los perros con el fin de rebajarle a la condición casi de paria. A lo mejor en Colombia no se tiene en mucha estima a los perros, y por extensión aún menos a quien ha de encargarse de ellos, por muy digna que sea su profesión.

Sigue leyendoLos lavaperros