El libro, ese patito feo

En mi opinión, ningún formato es tan bueno como el libro en papel. El tacto del papel, la disposición de la página, la distribución de los párrafos, el estilo de escritura e incluso los errores lingüísticos que se aprecian a simple vista (en libro en papel o digital) son hurtados al lector en los audiolibros, si bien estos tienen, por supuesto, numerosas virtudes.

Los libros no se venden

Lo que le interesaba, tal como dejó claro en esa conversación, era saber si yo podía hacer algo para favorecer las ventas de su libro. No solo le dije que era poco lo que podría ayudarle en ese campo, sino que además le expliqué que los libros no se venden. Se lo dije tal cual, sin circunloquios, sin eufemismos, sin triquiñuelas de político: “Los libros no se venden”. Cinco palabras que dejaron mudo a mi futuro cliente.

Catalanismos. Ejemplos

catalanismos, ejemplos

Los catalanismos cobraron especial dimensión a partir de los años 60 del pasado siglo, cuando entró en juego una masiva inmigración a tierras catalanas formada por cientos de miles de personas que venían de otras regiones. Estos inmigrantes se empaparon de esas (para ellos) nuevas palabras, que acabaron por divulgarse por todo el país.

3 frases hechas que tal vez no conozcas

3 frases hechas desconocidas

Todo el mundo usa frases hechas en el día a día. Nos referimos a esas combinaciones de palabras que tienen un significado figurado o simbólico que no coincide con el significado literal de las palabras de dicha combinación, y que aun así todos sabemos a qué se refieren, pues forman parte de nuestra cultura.

El estilo de escritura de Julio Cortázar

Estilo de escritura de Julio Cortázar

Julio Cortázar (1914-1984) es uno de los escritores más representativos del pasado siglo. Escribió poesía, entrevistas, crítica, teatro… si bien cuando pensamos en él acuden a nuestra mente sobre todo sus cuentos y su novela rupturista Rayuela, que puede leerse a la manera tradicional, por orden cronológico, o bien siguiendo el orden de capítulos que nos sugiere el propio autor.

Corregir una novela, corregir un libro de relatos… ¿Qué revisión conlleva más trabajo?

corregir novela, corregir relatos

Hoy os planteo la siguiente situación hipotética. Resulta que se nos da la opción de corregir una novela de 250 páginas o un libro de relatos, también de 250 páginas. Ambos tienen un nivel de redacción similar. Podrían incluso estar escritos por la misma persona. Ahora, con estos datos en la mano, la pregunta sería: ¿Cuál de los dos trabajos nos llevaría más tiempo y esfuerzo?

El duende de la escritura y la buena redacción

El duende de la escritura

Hay ciertas aptitudes en el desempeño de cualquier profesión que van a determinar, de un modo u otro, el resultado  del “producto final”, por así decirlo. En un futbolista, por ejemplo, son muy importantes la técnica, la capacidad táctica, la fuerza, la velocidad, la visión de juego, el sacrificio físico, el regate, el disparo… Según sea el nivel del futbolista en estas variables, así será su valía dentro del terreno de juego.

En el oficio de escribir (de escribir literatura, se entiende) también entran en juego muchas variables, pero, para no hacerlo demasiado largo, yo me quedaría con dos: el nivel de redacción y el duende.

Corrección de estilo. Invierte en tu piso literario

corrección de estilo, piso literario

Hay personas a las que les gustaría contratar los servicios de un corrector de estilo y no pueden porque están apretados económicamente. Pero también hay otros –conozco bastantes– que, sin tener apuros financieros, llevan toda la vida tratando de hacer carrera literaria por su cuenta, sin la ayuda de un corrector o un lector cero profesional, dando a leer el texto a sus amistades, las cuales, claro, siempre dicen que el manuscrito está muy bien, incluso aunque no lo lean o lo lean por encima.